Establecimiento y/o cambio de hábitos con PNL

La PNL constituye un modelo, de cómo funciona la mentey la percepción humana, cómo procesa la información y la experiencia y las diversas implicaciones que esto tiene para el éxito personal.

La PNL nos enseña cómo lograr nuestras metas personales y profesionales nos proporciona herramientas y habilidades para lograr estados de excelencia individual que establece un sistema de creencias y supuestos acerca de los seres humanos, la comunicación y los “procesos de cambio”.

Con la PNL usted puede cambiar sus pensamientos, sentimientos y conductas; y agregar otros nuevos que serán tan sistemáticos y regulares como los antiguos y que usted disfrutará mucho más; es decir nos permite cambiar hábitos negativos y establecer nuevos hábitos positivos.

Es decir, que la PNL ha creado técnicas específicas para cambiar hábitos. El hábito es un comportamiento que se genera después de repetirlo durante un tiempo.

Para lograr el cambio de hábitos la PNL recomienda:
– Establecer y apuntar hacia un logro específico.
– Ponerlo en Positivo.
– Utilizar todos tus sentidos para lograrlo.
– Trazar tu ruta de acción.
– Empezar desde hoy mismo.

Dentro de las técnicas de la PNL muy útiles para el cambio de hábitos se destacan:

1) El Anclaje:

Que es la asociación automática entre un estímulo y una respuesta emocional. Por ejemplo: Cuando escucho una canción, ésta me recuerda a algo especial en mi vida y me provoca una emoción.

Anclar es asociar, por lo tanto, podemos aprender a unir conductas de excelencia por medio de señales las cuales pueden ser palabras, gestos, sonidos, entre otras. Los anclajes positivos nos traen una buena sensación o nos ayudan a realizar alguna tarea y adquirir buenos hábitos. Existen anclajes conscientes y anclajes inconscientes.

La alegría, el dinamismo, la confianza en sí mismo, la seguridad y la concentración son estados óptimos que nos permiten vivir situaciones en posesión de todos nuestros sentidos.

2) El Reencuadre:
Cuando cambiamos el significado de algo que nos pasa, también cambiamos nuestras respuestas, la manera en que actuamos, nuestro comportamiento.

Esto es el Reencuadre en la PNL: la habilidad para reubicar actos y cosas que nos suceden, proporcionándonos una mayor libertad, más y mejores opciones, logrando cambiar nuestras creencias y Hábitos.

3) El Modelaje:
Con el modelaje se llega a determinar cómo actuaron otras personas para lograr el éxito en algún área de su vida y poder imitarlas. Con la técnica del modelaje lo que se intenta es la creación de una representación lo más fiel posible de otra persona, sobre todo de sus comportamientos para poder conseguir algo.

Y algo muy importante: LA REPETICIÓN ES LA LLAVE MAESTRA, ya que una buena conducta, se puede fijar a base de programarnos para aplicarla. Repite ejercicios de visualización y fijación de anclas, varias veces al día, hasta lograr que sientas que te conectas con el nuevo hábito.

La Programación Neurolingüística puede ayudar a tanto en el ámbito profesional como en el personal a toda aquella persona que esté dispuesta a replantearse y modificar ciertas conductas con el fin de superarse y sobresalir.

Podemos decir entonces que la PNL proporciona una especie de caja de herramientas que ayudan a lograr y mantener una vida exitosa y feliz.

Bibliografía:
PNL para todos, de Jazmín Zambrano
Programación Neuro-Lingüística, de Robert Dilts, Richard Bandler, John Grinder & Judith DeLozier
Artículo: Liana Sereno N.